Memoria Global. La tragedia del PSOE 

Después del Comité del sábado pasado, Pedro Sánchez dejó el timón del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)  y el partido es un barco que navega sin rumbo y sin líder. Quienes decidieron quitarle el poder a Pedro Sánchez tienen la intención de abstenerse en la votación de investidura de Rajoy, evitar las terceras elecciones, y nombrar un Secretario General que prepare el terreno para que, en cuatro años o menos (se prevé una legislatura corta), Susana Díaz se presente a las urnas desafiando al Partido Popular. 
Lo que no han acabado de entender Díaz y sus seguidores es que dejar gobernar al Partido Popular puede salir muy caro. 

En otras palabras: el PSOE no ha entendido que la votación dividida que arrojaron las elecciones del año pasado y de mitad de 2016 tienen un significado esencial y que no se puede perder de vista: el electorado español apuesta por un cambio.

El Partido Popular ha pasado de tener una mayoría absoluta a sentirse el único partido con legitimidad para gobernar, a pesar de contar con un raquítico tercio de la votación.

Que el PSOE deje gobernar al Partido Popular y no le exija que alguien sustituya a Rajoy como Jefe de Gobierno, es desatender de forma mínima el llamado de los electores. La abstención del PSOE sería sintomática de un partido menor, que prefiere cerrar los ojos, en lugar de exigir nuevas condiciones. Eso prefieren sus élites, que tratan de evitar unas terceras elecciones, pero que ya piensan en unas cuartas (dentro de dos años).

Que Rajoy no sea el Presidente de Gobierno no es una panacea, pero al menos equivaldría a un cambio simbólico, de tiempos y muy probablemente de incondicionales.

La abstención del PSOE sería tanto como un mensaje de Rajoy a Díaz: “Sé fuerte, Susana”. Tratar de ser Presidenta de gobierno en 4 años (o menos) bien vale la pena. 

A pesar de que entre medias se cimbre el Partido Socialista.

Porque el mensaje, manteniendo a Rajoy de Presidente, será uno: Nada cambió después de todo.

Porque los mismos gobernarán. 

Incluido el líder de un partido cuyas élites están ahora mismo en el banquillo de los corruptos.

 Un líder que no se enteró de nada. 

Como el PSOE tampoco se quiere enterar que, por alguna razón, el electorado le quitó al Partido Popular una mayoría absoluta.

Por algo será.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: