As if

Con tu muerte las mujeres lloraron

Y los hombres se lamentaron.

Me conmueve la gente que asistió a tu funeral;

A quien ayudaste

Como si fueras su última basa

Como si fueras su hermano

Como si fueras su amigo

Como si fuera tu destino.

Contigo hubo encuentro y agradecimiento.

Agradecimiento al vivo y lamento por el muerto.

Gente a quien enseñaste a pescar

o a quien diste de comer el pescado,

tan importante era lo primero

tan trascendente lo segundo.

La tuya es vida de amor y esfuerzo.

El desinterés como eje y la bondad como valor.

La palabra como honor.

La responsabilidad como modo de vida.

La gente agradecía

A quien educó y enseñó

A quien agradeció y compartió

A quien ilustró

Que los golpes de la vida enseñan,

y los físicos hieren la dignidad.

Que la palabra es don de humanos,

no cuestión de dioses.

Que las heridas cierran,

pero las de la dignidad dejan cicatrices eternas.

Que el amor no es un te amo,

sino respeto y devoción

No, la gente no lloraba al muerto;

agradecía la acción del vivo.

Al ultimo o al primero.

Al de la infancia o al de la vejez.

Al sastre o al compañero.

Al compadre o al amigo.

Al bondadoso y al generoso.

No, no echo de menos que hayas muerto

Ni echo de menos que no estés vivo.

Echo de menos tu presencia en estos días de ausencias.

No, no lamento que estés muerto

Ni tampoco que ya no estés vivo.

Es solo mi lamento

De no poder compartir

Este momento y todos contigo.

Anuncios