Encuentro un par de párrafos brillantes:

“La inteligencia o la razón, el noos, es esa facultad que consiste en poder buscar y considerar no lo que es particular, sino lo que es común a todos. De esa facultad nadie se ve privado, y sin embargo, la mayor parte no hacen uso de ella: solo se interesan por la particularidad, y aunque se les presente el logos, el discurso universal, no lo ven o se apartan de él.

Se comprende por consiguiente el nexo entre el idiotes y el idiots, y por qué el simple particular aparece desde su origen como un imbécil. Es aquel que podría hacer uso de su inteligencia para elevarse al mundo común, pero que sin embargo (Sic) sigue en su mundo particular. Todos conocemos a individuos muy sutiles que no utilizan su intelengks mas que para defender su particularidad en detrimento de todo lo demás: argumentar para tener la razón y no para buscar la verdad, defender sus propios intereses con mala fe, hacerse valer mediante mil artificios, etc. Esa actitud es indignante, porque siempre tenemos la sensación de que la inteligencia debería utilizarse para alcanzar la objetividad, lo universal, la verdad, la comprensión de los demás. Y ese sentimiento compartido es de un valor incalculable para comprender el odio al populismo.”

Chantal Delsol. Populismo. Una defensa de lo indefendible (Populisme. Les demeurés de l’Histoire)

Anuncios